Haciendo pequeñas y sencillas cosas podemos mejorar el proceso de lavado, prolongar la vida de la ropa y, por si fuera poco, ahorrar agua y luz. Ahorrar no solo es importante, ¡también es fácil!
Leer más